La poda de invierno en nuestros viñedos

La poda de invierno en nuestros viñedos

08 Febrero 2019
La poda de invierno del viñedo en Bodegas Luis Alegre es una medida clave para el desarrollo de la futura cosecha.

Es importante la elección de las fechas de la poda invernal. Se realizará dependiendo de la zona de ubicación del viñedo, la climatología y las posibles alteraciones en la vid que se traten de evitar.

La poda de invierno sirve para dar forma al viñedo, mejorar su vigor y regular el rendimiento de cara a la futura campaña.

Parada vegetativa

La parada vegetativa es una fase muy importante en los viñedos. Tiene lugar ya finalizada la vendimia, una vez las hojas se han secado y caído de la cepa. 

Es un periodo que abarca desde mediados de noviembre hasta finales de febrero, pero puede variar en función de la zona y climatología.

Durante dicho periodo la savia no tiene presencia activa en las cepas, no quedan hojas en la vid y se aprecia una estructura de ramas (sarmientos) agostados muy visible, facilitando la tarea de la poda.

 

La poda de invierno

Este proceso se realiza durante los meses más fríos del invierno ya que debido a la poca actividad de la savia resulta menos traumática para el viñedo. Consiste en recortar y eliminar los sarmientos del viñedo dando forma a la viña.

La poda es conveniente llevarla a cabo durante días secos, evitando nieblas, lluvias o humedad, evitando de este modo la entrada de enfermedades fúngicas.

La planta va a recibir cortes (heridas de poda) que pueden facilitar la entrada de enfermedades fúngicas o enfermedades de la madera de la vid (EMV), y estas se transmiten más fácilmente en situaciones de humedad. También es recomendable proteger dichos cortes con pasta cicatrizante o tratamientos similares.

En los viñedos de Bodegas Luis Alegre, tras un año 2018 con abundante lluvia, la poda de este año se está realizando de una forma corta ya que se espera que sea un año bastante fértil.

Volver arriba