Bodegas Luis Alegre

Sala de barricas

Nuestra sala de barricas es uno de los espacios más atractivos e importantes de la bodega.
En Bodegas Luis Alegre, la gestión de barricas va unida a la experiencia que Alejandro Simó adquirió durante ocho años en Radoux-Victoria, uno de los grupos toneleros más importantes de Europa y tras esta etapa, funda Tonelería Quercus. Todo ello nos ha permitido desarrollar un cuidado pionero para el tratamiento de roble de nuestras barricas.

Trabajamos con madera de origen francés y norteamericano. Una vez nos llega a bodega, realizamos el curado, afinado y secado de las duelas de roble. Este proceso dura de 24 a 36 meses, en función de las características aromáticas que buscamos.

Posteriormente, comienza la diferenciación del roble que recibe un seguimiento analítico periódico de los compuestos químicos que intervienen de forma directa en los aromas y gustos del vino, tales como los taninos, el eugenol, las vainillinas, las lactonas o los aldehídos fenólicos. Este control nos permite seleccionar lotes de madera para los distintos vinos que se elaboran, definir el momento óptimo en que ésta se puede transformar en barrica e incluso desechar partidas por no cumplir los requisitos analíticos impuestos a nivel interno por estas bodegas.